dcsimg

EL ALGA GALGA, LEPOCINCLIS ACUS

542.23661542563.580x360

Description:

**En Biodiversidad virtual y tambin en Twiter **Un Sol, como el que da la vida a esta diminuta alga galga, me ha dicho precisamente eso, que esta alga no es podenco...que es galga. As, tan finita... no hay duda la conocer Bruna? Su elegancia y su paz en la quietud, o al moverse en armona en giros suaves que rizan el agua hacen de ella un ser entraable casi hipntico, como los galgos de tierra que destilan nobleza desde su mirada profunda. Sin embargo ellos, en tierra y entre los hombres encuentran su perdicin con demasiada frecuencia. Sufrimiento de abandono como el de un cacharro intil...das sin soles, traicin cuando no maltrato una vez que sirvieron para el fin en que fueron usados como juguetes de hueso y carne, sin escrpulos, sin corazn...aqu no hay duda de quien lleva el estigma de animal.Esa duda del ser animal o no serlo, permanece sin estigma en estas galgas algas, en las que la frontera entre lo animal y lo vegetal est tan difusa. Algas con un pequeo ojo de rub, nadadoras infatigables hacia la luz y de silueta finita y afilada y alma de paz de galgo, aunque al mismo tiempo de esmeralda verde necesitada de luz desde las gotas de agua...Menos mal que en ellas todos estos seres, galgos y joyas viven ajenos a la codicia humana que no entiende mucho de estos tesoros que nos da la vida y al fin estn a salvo.Lepocinclis acus, Euglena acus o Euglena acutissima , son tres de los nombres que se han utilizado para denominar a esta alga galga, viajera infatigable de contornos finos y alma de animalillo que recorre las aguas frescas de manantiales y charcas cosiendo su vida a ellas con sus flagelos enhebrados, uno prcticamente invisible y el otro que junto a l serpentea y hace de viento, vela y timn.A diferencia de sus muy cercanos parientes, las euglenas de cuerpo plstico y flexible, Lepocinclis est revestido por una camisa rgida y transparente que se ha convertido en piel dura y que impide a estos organismos culebrear en el agua o retorcerse como minsculos pececillos verdes, pero a pesar de ello sus giros en el agua son grciles y livianos como la carrera de un galgo.Lepocinclis acus, con su cuerpo estilizado de alga galga, se mueve en el agua avanzando en giros suaves, como si disfrutara en cada rizo de su movimiento del abrazo del sol. Su fina cabeza, cnica y truncada en sus extremo y abierta en su interior en una cmara en la que nacen los flagelos que son su motor. Junto a esta cmara un puntito rojo y brillante como una brasa es una mancha ocular, ojo rudimentario que gua a Lepocinclis hacia los lugares de luz.El extremo posterior de Lepocinclis acus remata en una puntiaguda terminacin que amortigua el titubeo de su navegacin oscilante y toda su parte central, ligeramente ms ancha, est repleta de lunares verdes y pequeos cilindros dorados de paramilo, un azcar de reserva que como todo en Lepocinclis nos lleva a una frontera entre lo animal y lo vegetal.Tanto los tamaos como los contornos de Lepocinclis acus pueden mostrar una gran variabilidad, pero siempre su inconfundible silueta de aguja animada y verde nos lleva a ella.A Lepocinclis acus le gusta de vivir en aguas estancadas, tanto de lagunas, como de turberaslo que ms parece importarle es que haya en ellas materia orgnica, la de hoy ha llegado desde el mismo corazn de la Sierra de La Culebra, en Zamora, tierra de galgos, donde no slo buscan refugio los perseguidos lobos y venados, sino tambin minsculos seres como stos que habitan en lugares de agua limpia y soledad.La fotografa tomada a 400 aumentos con la tcnica de contraste de interferencia, procede de una muestra de agua recogida hace unos das en la vspera de Reyes en una pequea charca junto a la localidad alistana de Mahde .

Included On The Following Pages:

This image is not featured in any collections.

Source Information

license
cc-by-nc-sa
copyright
Proyecto Agua
photographer
Proyecto Agua
original
view original image
visit source
partner site
Flickr Group
ID
23661542563