COLORES EN UN OSTRÁCODO, PARA SERGIO, IVÁN, MARCOS Y MIGUEL ÁNGEL

© Antonio Guillén